15 de agosto de 2020

Niños


Los niños en la pintura y en la fotografía - Manuel Abril
Los niños en la pintura y en la fotografía
Madrid: M. Aguilar, [s. a.] (Madrid: Bolaños y Aguilar)
(Estampas de Vida y Arte, 1)
109 págs., 216 x 155 mm

Los niños en la pintura y en la fotografía - Manuel Abril
Fotografía de Edwald Hoinkis

Los niños en la pintura y en la fotografía - Manuel Abril
Fotografía de Lendvai-Dircksen

Los niños en la pintura y en la fotografía - Manuel Abril
Fotografía de Rudolf Schuler

Los niños en la pintura y en la fotografía - Manuel Abril
Fotografía de Rudolf Shuler

Los niños en la pintura y en la fotografía - Manuel Abril
Fotografía de Rúa

Los niños en la pintura y en la fotografía - Manuel Abril
Fotografía de Mogoly-Nagy

Los niños en la pintura y en la fotografía - Manuel Abril
Fotografía de las Misiones Pedagógicas

Los niños en la pintura y en la fotografía - Manuel Abril
Fotografía de las Misiones Pedagógicas

Los niños en la pintura y en la fotografía - Manuel Abril
Doble página de Los niños en la pintura y en la fotografía

Los niños en la pintura y en la fotografía - Manuel Abril
Doble página de Los niños en la pintura y en la fotografía

Un día de 1930, paseando por el centro de Madrid, el crítico de arte Manuel Abril (1884-1943) se detuvo ante el escaparate de una librería, le llamó la atención la cubierta de un libro en la que ponía Photo Graphie, ¡justo en los días en los que a él le parecía que estaba naciendo la fotografía como arte! [1] Entró en la tienda y cuando tuvo el libro en sus manos vio que se trataba de un número monográfico [2] sobre fotografía de la revista francesa Arts et Métiers Graphiques, al regresar a casa el número estaba allí esperándole, pues era suscriptor de la revista. Esto lo contó Manuel Abril en uno de sus artículos para la revista Blanco y Negro dedicado a la «fotografía moderna». [3] Entusiasta de la «nueva fotografía», habló más sobre ella y sobre revistas y libros de fotos en otros artículos: [4]

Y otro tanto podríamos decir de los volúmenes análogos que están ahora publicando a cada paso los fotógrafos de todo del mundo: el volumen dedicado a escudriñar los detalles más exquisitos e imprevistos de las plantas, y el otro, dedicado a los niños, y el otro, dedicado a los animales exóticos, y aquel, a los animales domésticos o a los enseres prosaicos y humildes, o a las construcciones industriales, o a los rincones y detalles de la vieja y gran ciudad... ¡Qué habrá que no recoja la fotografía soberana de estos tiempos!

Así, Manuel Abril, que se interesó muy pronto por la ilustración de los libros [5] y cuidó mucho la gráfica y las ilustraciones de sus cuentos para niños publicados por la CIAP, en esos tiempos efervescentes para la fotografía y sus relaciones con el mundo impreso (libros, revistas, carteles…), ideó una colección de libros para mirar y leer, una reunión de imágenes acompañadas de un pequeño comentario suyo (en la página izquierda el texto y en la derecha la estampa). La colección se tituló Estampas de Vida y Arte, la publicó la editorial de Manuel Aguilar y salió poco antes del inicio de la guerra civil, [6] por lo que solo dio tiempo a dos números: el primero de ellos este dedicado a imágenes de niños en la pintura y en la fotografía. Y el segundo dedicado al arte de las sombras (artes aplicadas utilizando siluetas: ilustración, decoración de cerámicas, teatro de sombras, papeles recortados, etcétera). [7]

La primera parte de Los niños en la pintura y en la fotografía, la de la pintura, incluyó retratos infantiles desde Zurbarán hasta Picasso. La segunda, dedicada a la fotografía, la construyó Manuel Abril con fotos procedentes de fotolibros (como los de Hedda Walther [8] o Rudolf Schuler [9]) o de revistas. Incluye fotos de Manassé (el fotógrafo vienés de la revista madrileña Crónica), de las hermanas Stefanie y Cornelia Hess (fotógrafas alemanas especializadas en retratos), Fritz Strube, Edwald Hoinkis, Foto Rúa, Adriana de Chapiro, Erna Lendvai-Dircksen, Marcus Adams (fotógrafo inglés conocido por sus retratos de niños), Moholy-Nagy, y del archivo de las Misiones Pedagógicas. Hay una tercera parte final, la más breve, dedicada a la ilustración con los dibujantes Chloe Preston, Mabel Lucie Attwell y Parlett.

Libro muy cuidado, con cubierta y corte superior de las páginas de color naranja, una novedosa combinación de imagen y textos en la cubierta, y con unas letras capitulares ¡modernistas! al principio de cada texto. Manuel Abril pone en práctica su gusto por la edición y por participar en todo lo nuevo que estaba pasando.


[1] En 1929 (del 18 de mayo al 7 de julio), se celebró en Stuttgart la exposición Film und Foto, una de las exposiciones más importantes de la historia de la fotografía.

[2] Arts et Métiers Graphiques, núm. 16 (15 de marzo de 1930). Número monográfico dedicado a la fotografía.

[3] Manuel Abril. «Rumbos, exposiciones y artistas. La fotografía moderna». Blanco y Negro, 17 de agosto de 1930.

[4] Manuel Abril. «Rumbos, exposiciones y artistas. El arte de la fotografía». Blanco y Negro, 5 de octubre de 1930, y «Artes plásticas. Las fotos de estos días». Luz, 9 de julio de 1932. En este último artículo citó dos libros de fotografías uno de fotos de nubes hechas desde un avión y otro de fotos antiguas de París (A Paris… vers 1900, par Louis Cheronnet, Paris, 1932).

[5] Manuel Abril. «Los cuentos de niños». Por esos mundos, 1 de enero de 1915. Artículo sobre los cuentos infantiles de siempre, los de las mil y una noches, Grimm, Andersen, Perrault… muy ilustrado por Dulac, Rackham o Kay Nielsen, donde comentó que le gustaría hacer un próximo artículo solo sobre ilustradores de cuentos. En 1932 ilustró su artículo «Los cuentos de los niños y los cuentos de los hombres» para Blanco y Negro con ejemplos de los más modernos ilustradores del momento como Bruno Angoletta, Tom Seidmann-Freud, Rafael Barradas o el soviético Mikhail Tsekhanovski.

[6] Aunque no lleva fecha de publicación, una reseña sobre Los niños en el arte y en la fotografía permite situar su lanzamiento en los meses previos a la guerra: Benjamín Jarnés. «Libros. Muñequitos». El Sol, 8 de julio de 1936.

[7] Un adelanto fue su artículo «Siluetas… el arte de las sobras». Blanco y Negro, 4 de agosto de 1929.

[8] Hedda Walther, autora de libros de fotografías de niños como Los hijos de los hombres publicado en 1931 y Madre e hijo 1930.

[9] Rudolf Schuler, autor del fotolibro Imágenes de la vida de una niña, 1931.